Skip to main content
Treating while Pregnant hero page title

Uso de laxantes en el embarazo OLD

Es frecuente padecer trastornos digestivos como el estreñimiento ocasional durante el embarazo, ya que tu cuerpo cambia para adaptarse a este estado. Aunque la idea de usar laxantes puede resultar amedrentadora al principio, puede ser una solución eficaz para que vuelvas a sentirte ligera. En cualquier caso, consulta con tu médico o farmacéutico las dudas que te puedan surgir antes de tomar de cualquier tipo de laxante.

Una forma segura de vencer al estreñimiento ocasional 

Lo primero de lo que quieres asegurarte al utilizar un laxante en el embarazo es que tú y tu bebé no padeceréis ningún efecto perjudicial.

Alternativas naturales laxantes durante el embarazo

Algunos pequeños cambios en tu dieta en esta etapa pueden ser una forma excelente de acabar con el malestar del estreñimiento ocasional. A continuación, te mostramos algunos que puedes probar.

Chucrut

Prueba a beber un vaso de zumo de chucrut con el estómago vacío para combatir el estreñimiento ocasional leve. La bacteria del zumo actúa como probiótico y la fibra adicional estimula a tu digestión. No obstante, puede dejarte con una sensación de hinchazón y tardar hasta 6 horas en hacer efecto. 

Fruta deshidratada

Incorporar alimentos como la fruta deshidratada a tu dieta puede tener un efecto laxante natural y hacer que sigas yendo al baño regularmente durante el embarazo. Independientemente de que la tomes seca o tras haberla puesto en remojo durante la noche, es una gran fuente de ácidos de frutas, pectina y fibra. No obstante, los resultados pueden tardar en apreciarse, ya que no aparecen hasta entre uno y tres días después de su consumo regular.

Alimentos ricos en fibra

Intenta incorporar alimentos como las semillas de lino, el plantago o el salvado de trigo en tus comidas para recibir una ración extra de fibra que te ayude a seguir yendo al baño con regularidad. Cuando lo hagas, asegúrate de que bebes al menos 2 litros de agua al día, de que estás hidratada y de que tus heces siguen siendo lo suficientemente blandas para tener una evacuación sencilla. Beber poco puede tener el efecto contrario y aumentar el estreñimiento ocasional.

Qué evitar cuando tienes estreñimiento ocasional en el embarazo

Cuando padeces estreñimiento ocasional puede ser tentador probar varias opciones para aliviar el malestar. Pero ten cuidado, algunos laxantes como el aceite de ricino pueden provocar irritación estomacal. Además, muchos medicamentos no son aptos para embarazadas. Si tienes dudas sobre cuál es el mejor tratamiento para ti y tu bebé consúltalo con tu médico o farmacéutico.

La precaución es la mejor medicina

Con suerte, solo usarás laxantes durante tu embarazo si realmente necesitas ayuda para combatir el estreñimiento ocasional . El ejercicio periódico y una alimentación adecuada en esta etapa pueden tener un efecto positivo en tu salud digestiva y acabar con los síntomas asociados al estreñimiento ocasional .