Pregnancy and Constipation hero page title

Embarazo y estreñimiento ocasional

El embarazo es una etapa de grandes cambios en la que tu cuerpo se adapta paulatinamente a la nueva vida que crece en ti. Por desgracia, una de sus molestias habituales es el estreñimiento ocasional, que puede hacer que te sientas pesada e incómoda.

Por qué se padece estreñimiento ocasional durante el embarazo

El estreñimiento durante el embarazo es un problema común. Afecta hasta al 40% de las mujeres en diferentes períodos de gestación (1).

A menudo hay varios cambios que tienen lugar al mismo tiempo y que pueden contribuir al estreñimiento ocasional durante tu embarazo. Los cambios hormonales y el aumento de la circunferencia abdominal pueden causar malestar en tu sistema digestivo y dar lugar al estreñimiento ocasional. Además, tomar un suplemento de hierro adicional en esta etapa también puede causar estreñimiento ocasional.

Estreñimiento al comienzo del embarazo

A menudo, durante el primer trimestre de embarazo, la regularidad se ve afectada por los cambios hormonales, que afectan a la peristalsis, alterando los movimientos intestinales (1).

Debido a la alta concentración de progesterona, la principal "hormona del embarazo", el tono de los músculos lisos del útero y el colon disminuye, relajando su pared muscular (1). Este estado del tracto gastrointestinal durante la gestación es, de hecho, de naturaleza protectora ya que el exceso de peristaltismo puede estimular las contracciones uterinas (1)

Además, el cuerpo reduce la excitabilidad de las terminaciones nerviosas de la pared intestinal para proteger el útero, que tiene conexiones nerviosas comunes con los intestinos (1). Por lo tanto, existe un "efecto secundario" de esta reacción de defensa: la debilidad de los músculos del colon, que puede conducir a la retención de heces (1).

Otros problemas gastrointestinales que surgen durante el embarazo son náuseas, vómitos y acidez estomacal. (1).

Estreñimiento ocasional después de dar a luz

Es bastante común que los cambios hormonales sigan afectando a tu sistema digestivo unos meses después de dar a luz. El dolor prolongado durante el parto podría dificultar el ir al baño. Además, puede que lo retrases para disponer de más tiempo ininterrumpido cuando das el pecho. Pero no responder a las ganas de ir al baño puede contribuir al estreñimiento ocasional y debería evitarse siempre que sea posible. 

Vence al estreñimiento ocasional durante el embarazo

Habrá ocasiones en las que centrarte en aspectos como tu dieta pueden aliviar el estreñimiento ocasional durante el embarazo. No obstante, los pequeños cambios no son garantía de un remedio instantáneo para tus problemas digestivos. Además, debes tener cuidado si estás buscando laxantes naturales como el aceite de ricino, ya que pueden dejarte con una sensación aún más molesta.

 

Fuentes de Información:

1. Cullen G, O'Donoghue D. Constipation and pregnancy. Best Practice & Research Clinical Gastroenterology. 2007 Oct 1;21(5):807-18