Skip to main content
Diet and Nutrition hero page title

Consejos para prevenir el estreñimiento ocasional a través de la dieta y la alimentación

Introducir pequeños cambios en tu dieta puede empezar a ajustar tu sistema digestivo para lograr un ritmo saludable y prevenir que el estreñimiento ocasional sea un problema incómodo.

Tomar los alimentos adecuados para tener una digestión saludable

Eliminar los alimentos que puedan contribuir al estreñimiento ocasional e introducir alimentos que favorezcan un sistema digestivo más feliz y saludable es una forma estupenda para que te sigas sintiendo como siempre y con energía. ¿Por dónde empezar?

Mantén el tránsito con más fibra

Al hablar de estreñimiento ocasional, lo primero que necesitas incluir en tu dieta es mucha fibra. Para tener éxito a largo plazo, lo ideal es que logres tomar entre tres y cinco fuentes saludables de fibra al día. Esta no solo te deja una sensación de plenitud durante más tiempo, sino que también estimula tu sistema digestivo de forma natural al mezclarse con el agua para aumentar el volumen de las heces listas para evacuar. A continuación, enumeramos las mejores fuentes:

Bread and Grains iconCereales integrales: avena, cebada y salvado Vegetables iconVerduras de hoja verde: brócoli, col rizada, espinacas y coles de Bruselas Fruit iconFrutas: ruibarbo, naranjas, pomelos, ciruelas pasas, frutas del bosque, plátanos y manzanas; estos dos últimos de forma moderada

 

Moderación con los alimentos que pueden favorecer la aparición del estreñimiento ocasional.

No solo es recomendable comer más fibra, sino también ingerir menos cantidad de alimentos que pueden provocar estreñimiento ocasional. Tanto si ralentizan tu digestión como si deshidratan las heces, la moderación es la clave para evitar el inicio de la hinchazón no deseada y del bloqueo. Comidas que debes restringir:

Apples and Bananas iconFruta: plátanos y manzanas sin pelar Pastires and bread iconBollería y pan: pan blanco, tostadas y pan de espelta Grain and rice iconCereales: arroz blanco, avena y sémola de maíz
Teas iconTés: té negro, té verde y té de arándanos Carrots iconVerduras: patatas y zanahorias Chocolate iconDulces: chocolate negro con un contenido de cacao igual o superior al 70%

 

Beber abundantemente

El agua es un elemento fundamental para que tu sistema digestivo se mantenga hidratado y funcione a niveles óptimos. Bebe al menos 1,5 o 2 litros de agua al día para mantener el estreñimiento ocasional a raya.

Cambiar tus hábitos

Si estás ocupada o vas a toda prisa es fácil que te saltes una comida, sobre todo el desayuno. Sin embargo, el desayuno constituye la mejor manera de poner en marcha tu digestión. Siempre que te sea posible evita saltarte comidas o comer demasiado deprisa, y ten a mano un tentempié rico en fibra o con frutas para comer cuando vayas de un sitio a otro.

Sabemos que cambiar tu dieta puede ser complicado, sobre todo si tienes una familia joven. Pero no es necesario preparar otra comida distinta a la suya. Podéis hacer una dieta más nutritiva juntos. Además, asegúrate de que tus hijos reciben todo lo que necesitan para tener una digestión saludable.

Un alivio rápido

No siempre es fácil ajustar tu dieta y cambiar tus hábitos alimenticios, sobre todo cuando las mejoras digestivas tardan en notarse. Debes tener paciencia con tu cuerpo mientras se adapta a los nuevos alimentos. Si por el contrario necesitas aliviar tu estreñimiento ocasional rápidamente, puedes pensar en utilizar una solución rápida y eficaz. Micralax® es un microenema que actúa de forma rápida y predecible aliviando tu malestar en entre 5 y 15 minutos haciendo que te sientas contenta y relajada.

Micralax®

Alivio rápido entre 5 y 15 minutos.

Alivio rápido con micralax®

La manera más rápida y predecible de aliviar el estreñimiento ocasional.

Home Remedies callout

Remedios caseros

Descubre cómo tratar y ayudar a prevenir el estreñimiento ocasional.

Treating Constipation callout

Vuelve a sentirte como tú eres

Siempre hay una manera de acabar con esa sensación de agobio.