Skip to main content

Estreñimiento ocasional en niños mayores de 12 años

Ver que tus hijos se sienten incómodos puede angustiarte, sobre todo si sienten malestar por el estreñimiento ocasional. Pero no hay que alarmarse. El estreñimiento ocasional en niños mayores de 12 años es muy frecuente. Además, con unos pocos cambios en la dieta y en el estilo de vida se puede contribuir enormemente a acabar con los síntomas.

¿Cuáles son los síntomas del estreñimiento ocasional en niños?

A los niños mayores de 12 años les puede ocurrir lo mismo que a los adultos: algunos puede que vayan al baño tres veces al día, mientras que otros podrían hacerlo tres veces a la semana. Normalmente se considera que pueden padecer estreñimiento ocasional si van al baño dos o menos veces a la semana. Además, los síntomas pueden variar. Pueden incluir un leve dolor estomacal, heces duras o simplemente tener problemas al evacuar la primera vez que lo intentan.

Si este es el caso de tus hijos, habla con ellos e intenta entender si están pasando por una época de nervios por exámenes, amigos, alguna situación familiar o un desorden en su dieta entre otras cosas. Todo ello podría provocarles estreñimiento ocasional.

No obstante, si tu hijo padece un dolor abdominal más fuerte, pierde el apetito, tiene el abdomen duro o presenta sangre en las heces, debes consultarlo con un médico sin demora para descartar algo más grave.

¿Qué puede causar el estreñimiento ocasional en los niños?

Falta de fibra

Si la dieta de tu hijo no incluye de forma regular cereales integrales ricos en fibra, frutas y verduras, puede que le falten nutrientes de suma importancia para ayudarle a combatir el estreñimiento ocasional y a facilitar la evacuación.

Falta de líquidos

El estreñimiento ocasional y las heces duras pueden deberse a beber muy poco y estar deshidratado. Es importante que te asegures de que tu hijo bebe agua con frecuencia y de que está hidratado cuando hace mucho calor o tiene fiebre.

Exceso de leche

Al igual que la falta de líquidos puede ser una de las causas, su exceso también lo es. La leche es idónea para los niños, pero su contenido rico en proteínas y bajo en fibra hace que también pueda tener un efecto negativo en su digestión.

Sedentarismo

El movimiento ayuda al tránsito intestinal. La falta de ejercicio físico de tu hijo puede ser la causante de que tenga una digestión más lenta y sufra estreñimiento ocasional.

Malestar

En ocasiones, la inflamación y el enrojecimiento en torno a las nalgas pueden no ser un síntoma de estreñimiento ocasional, sino su causa. Debes comprobar si tu hijo siente un malestar excesivo en la zona del recto.

Entorno

El sistema digestivo puede desestabilizarse por los cambios del día a día. Irse de vacaciones, la falta de sueño, tener muchas actividades, cambiar de casa o tener un hermano pequeño puede desencadenar el estreñimiento ocasional.

Medicamentos

Los medicamentos que tu hijo toma para otras enfermedades podrían ser la causa de su estreñimiento ocasional. En caso de ser necesario, compruébalo con tu médico y busca otras alternativas para aliviarlo.

Aspectos menos evidentes

Hay casos aislados en los que puede haber algo más que provoque el estreñimiento ocasional de tu hijo. Si el problema persiste, consúltalo con tu médico para que te dé más pautas.

A menudo, llevar a cabo pequeños cambios en casa puede ayudar a aliviar su estreñimiento ocasional. Micralax® también puede ayudar a aliviar el estreñimiento ocasional en niños a partir de 12 años, actuando entre 5 y 15 minutos, para que se sientan felices y vuelvan a ser ellos mismos.

Exercise to Prevent Constipation callout

Ejercicio

A veces la mejor forma de mantener el tránsito intestinal es asegurarte de que tú también te mueves.

Nutrition Tips callout

Consejos nutricionales

Descubre cómo comer y sentirte bien

Preventing Constipation in Children callout

Prevención del estreñimiento ocasional de los niños

Descubre los mejores consejos para combatir el estreñimiento ocasional de tu hijo.

Home Remedies callout

Remedios caseros

Descubre cómo tratar y ayudar a prevenir el estreñimiento ocasional.