Prevención del estreñimiento en mayores
 

La fibra

La fibra es tu principal aliado a la hora de combatir el estreñimiento. No olvides ingerir cinco raciones de fruta y verdura al día. Y no dudes en consultar a tu médico cuáles son los alimentos que puedes tomar, de acuerdo con tu estado de salud específico y enfermedades que puedas padecer como hipertensión, diabetes, y otras patologías relacionadas con el aparato digestivo, renal, y neurológico.
 

La edad

La edad provoca una disminución de la necesidad de beber agua, incrementa la sensación de saciedad, y ralentiza los procesos digestivos y renales. Es por ello por lo que debes tomar entre 2 y 2’5 litros al día, para satisfacer las necesidades de agua de tu organismo. Si tomas entre 8 y 12 vasos de agua al día te sentirás mejor. Incrementa el consumo en verano para evitar la deshidratación. Acostumbra a tener un vaso de agua cerca siempre que estés en casa y cuando salgas lleva una botella contigo.
 

Los fármacos

Son muchos los fármacos que provocan estreñimiento, desde el hierro hasta un analgésico pasando por un jarabe para la tos que contenga codeína, antihipertensivos, o un antidepresivo. En el caso de las personas mayores, la ingesta de varios medicamentos de forma simultánea favorece la aparición del estreñimiento, que deberá ser valorado por el médico. Él decidirá si sustituye el fármaco causante del estreñimiento o te aconseja el uso de otros remedios laxantes para aliviarlo. Nunca recurras a la automedicación, y no utilices los laxantes que te recomienden tus amigos o familiares. Un fármaco beneficioso para cualquier otra persona puede resultar perjudicial para ti.
 

Peristaltismo

Con la edad se reduce el peristaltismo intestinal. Como cualquier otro músculo de tu cuerpo, con el paso de los años, tus intestinos pierden elasticidad y tienden a ralentizar sus movimientos. Si a ello le añades la falta de ejercicio físico, las heces permanecen más tiempo en tus intestinos, se resecan, se endurecen y su evacuación se hace más difícil.
Incorpora a tu vida el hábito saludable de realizar algún tipo de ejercicio: caminar, subir o bajar escaleras a tu ritmo, o incluso bailar. Cualquier actividad física contribuirá a que tus intestinos recuperen su movilidad y te permitan una evacuación más satisfactoria.
 

Horarios

Establece un horario para ir al baño. Lo más recomendable es por la mañana, justo después del desayuno. No le dediques más de cinco a diez minutos. Si no te resulta fácil, inténtalo a la noche, después de cenar.
 

Síntoma

No olvides que el estreñimiento no es una enfermedad sino un síntoma. Si tus problemas de evacuación persisten, acude a tu médico quien valorará si es necesario realizar pruebas diagnósticas.
 

 

Micralax microenemas

Una solución rápida y eficaz que alivia el estreñimiento ocasional.

Conoce los tratamientos para mayores