Causas del estreñimiento en bebés

La leche de fórmula

La leche de fórmula. Es posible que algún componente provoque en tus hijos síntomas propios del estreñimiento. El principal motivo que provoca el estreñimiento es que las grasas y el calcio utilizados (de origen vacuno), endurecen las heces. De hecho existen ya leches artificiales que han modificado su fórmula para evitar este problema.

La incorporación de alimentos sólidos

La incorporación de alimentos sólidos. Las heces dependerán de la alimentación introducida, aunque de forma paulatina irán adquiriendo un aspecto en cuanto a consistencia y olor más parecidos a las heces de los adultos. Una mayor ingesta de alimentos sólidos también requiere un incremento de la cantidad de agua que tu hijo toma. Los purés de verdura y de frutas y las papillas son alimentos ricos en fibra que favorecerán un tránsito intestinal rápido.

Deshidratación

Si tu bebé no recibe suficiente líquido, se deshidratará y su sistema reaccionará absorbiendo más líquido de todos los alimentos y fluidos que ingiera, así como de los excrementos que están en sus intestinos. Sus heces presentarán una consistencia más dura y seca.

Ritmo intestinal lento

Ritmo intestinal lento en bebés con menos de seis meses. Consulta con su pediatra y que sea él quien valore los síntomas y realice un diagnóstico veraz.

Dificultad para relajar la musculatura

Dificultad para relajar la musculatura y el esfínter anal, lo que provoca retención anal.

Detección de determinadas enfermedades

Detección de determinadas enfermedades. Aunque no es común, el estreñimiento puede deberse a patologías tales como hipotiroidismo, trastornos metabólicos, alergias a los alimentos y botulismo.

Consumo de alimentos astringentes

Consumo de alimentos astringentes como el plátano, la patata, la manzana sin piel, la zanahoria y el arroz. En periodos ocasionales de estreñimiento utiliza laxantes naturales que se encuentran en los propios alimentos como la naranja, la lechuga, las espinacas, las lentejas, la avena y los cereales con fibra.
 

Masajes específicos para aliviar los síntomas

También existen masajes específicos para aliviar los síntomas y favorecer la evacuación de las heces.

  • Inicia el masaje en su ombligo y continua, de forma suave, en círculos y hacia fuera en el sentido de las agujas del reloj. El masaje resultará más fácil si utilizas algún tipo de crema o aceite, y si tu hijo se encuentra cómodo y relajado.
  • Tumbado boca arriba, sujeta sus piernas y gíralas suavemente, con un movimiento circular, en el sentido de las agujas del reloj. De esta forma estimulas los músculos del abdomen y realizas una ligera presión sobre sus intestinos provocando su movimiento.
  • Complementa estos masajes aplicando vaselina alrededor del ano de tu hijo, justo después del baño. De esta forma facilitas el paso de las heces y reduces el dolor provocado por la evacuación.

Supositorios de glicerina Micralax

Adaptados para adultos,niños y lactantes.

Conoce las recomendaciones de nuestro nutricionista para la alimentación de tus hijos