Consecuencias del estreñimiento
 

Los profesionales de la medicina insisten en recalcar que el estreñimiento no es una enfermedad en sí misma, sino un síntoma de que el tránsito intestinal o el propio proceso de evacuación no están funcionando como debieran. Dos procesos que suelen ser consecuencia el uno del otro y viceversa.

El estreñimiento no produce, en general, consecuencias graves para la salud. Los principales efectos secundarios asociados se localizan en el ano:

Hemorroides

Son inflamaciones que se producen en las venas del recto y el ano. Las venas disponen de una válvula que impide la circulación de la sangre hacia abajo. Sin embargo en las hemorroides esta válvula no existe y tiende a acumularse en su interior, y a provocar una dilatación de las paredes de estas venas. Las hemorroides aparecen con mayor frecuencia durante el embarazo y en personas obesas, sedentarias y con problemas de estreñimiento. Existen dos tipos de hemorroides:

  • Internas. Ubicadas en el interior del recto, no provocan dolor y si un leve sangrado al defecar.
  • Externas. Se desarrollan alrededor del ano, son visibles y provocan dolor durante la evacuación.

El tratamiento de las hemorroides pasa por una escrupulosa higiene; la introducción en la dieta de alimentos ricos en fibra, evitar comidas excesivamente sazonadas y picantes, y eliminar el consumo de café y alcohol; dejar de fumar; y reducir sobreesfuerzos a la hora de ir al baño.
El ejercicio también contribuye a mantener el tono de las venas, aunque si padeces hemorroides evita montar en bicicleta o montar a caballo.

Apendicitis

Cuando el interior del apéndice se llena de mucosidad, heces como consecuencia de estreñimiento, o presencia de algún parásito se produce una inflamación del apéndice, lo que provoca una reducción del flujo sanguíneo y una posible perforación entres las siguientes 48 y 72 horas.

Diverticulosis

Es una enfermedad extendida en los países civilizados. La ausencia de fibra en la dieta provoca la formación de divertículos o bolsas en el interior del colon, que se denomina diverticulitis. Cuando éstos se inflaman, porque en estas bolsas se acumulan heces y bacterias, la enfermedad se convierte en diverticulosis. De nuevo la fibra, el agua y la práctica de ejercicio físico se convierten en el mejor remedio para estas patologías.

Colitis

Aparece sobre todo en procesos de estreñimiento nervioso y crónico. La mucosa presente en el colon se infecta y provoca un fuerte dolor abdominal y diarrea. El abuso de laxantes también puede provocar la insensibilización de la musculatura intestinal.

Flatulencia

Es un síntoma claro del estreñimiento crónico y se produce ante una acumulación excesiva de heces en el intestino; cuando se acostumbra a comer muy deprisa; en situaciones de estrés; ante un brusco cambio de dieta y la ingesta en exceso de alimentos ricos en hidratos de carbono; y medicación con antibióticos que destruyen la flora intestinal.

Fisura anal

El sobreesfuerzo a la hora de evacuar provoca desgarros en el ano y pequeñas úlceras que aparecen en la mucosa anal. Este tipo de lesiones son muy molestas, y a su vez provocan una reacción en el organismo que retiene las heces para evitar el dolor. Cuando se producen, urge tratar los síntomas del estreñimiento, así como el mantenimiento de una higiene adecuada.

Descubre cómo aplicar Micralax Microenemas

¿Quieres saber cuáles son los síntomas del estreñimiento?